Guía breve para instalar un motor a una persiana

¡No lo pienses más! Si tienes la posibilidad de automatizar tus persianas hazlo sin más demoras. Es un trabajo mucho más sencillo de lo que piensas, y obtendrás ahorro en energía, seguridad y comodidad porque ya no tendrás que moverlas manualmente.

motor persiana

Al automatizar las persianas ganas en comodidad, porque puedes programarlas para que suban o bajen a determinada hora del día. Hay algunas que tienen un sensor de luz para que en los meses más calurosos se mantengan abajo a la altura que prefieras.

Obtienes seguridad porque se suben y bajan automáticamente y esto puede disuadir a las personas que planean entrar a robar en tu vivienda (suponen que hay gente dentro que puede avisar a la policía).

Todas las persianas pueden motorizarse. Es una tarea sencilla que puede llevar a cabo una persona con ciertas destrezas para el bricolaje. Si el motor es en forma de tubo se coloca en el cajón donde se enrollan sin mayores dificultades. Luego puedes escoger que sistema pondrás para accionarlas. En el mercado hay  interruptores o mandos a distancia de distintos tipos.

Si vives con personas de movilidad reducida o con personas mayores que no puedan subir una persiana muy pesada, instalar un motor lo hará todo más fácil. Los mandos a distancia te permiten subirlas y bajarlas con tan solo apretar un botón.

Por último,  si instalas persianas programables podrás ahorrar energía pues las programas para que suban o bajen según las horas de luz diarias, y puedes controlar el paso del frío, del calor y de la humedad, sobretodo en climas más extremos. Mediante sensores y un motor consigues un ahorro de electricidad de no menos 10% de media.

Pasos para instalar un motor:

1.    Antes de adquirir un motor debes conocer el peso de tu persiana. Para esto puedes medir el ancho y alto de la misma y multiplicar estas medidas. El resultado es la cantidad de metros cuadrados que tiene el panel. Por ejemplo, si una persiana mide 1,15 m x 1,60 m, su área total es de 1,84 metros cuadrados porque 1,15 x 1.60 = 1,84. Cuando ya conoces el tamaño de la persiana debes comprar un motor con capacidad para mover este peso. Si son de aluminio multiplicaremos el tamaño de la persiana en m2 por 6kg/m2 (1,84m2 x 6kg/m2 = 11,04 kg) En Internet hay equivalencias para sacar la cuenta.

2.    Conoce qué tipo de eje tiene la persiana. Es común que su diámetro sea de 4cm a 6cm.

3.    Ahora debes quitar los flejes que sujetan la persiana al eje.

4.    Una vez realizado el paso anterior, instala el motor dentro del eje y sujétalo con un tornillo. Pon el tornillo en la parte plástica de un extremo del motor.

5.    Según las instrucciones del fabricante del motor, coloca los soportes del mismo.

6.    Ahora es hora de realizar la instalación eléctrica. Sigue las instrucciones y mucha suerte. Cuidado con los calambrazos.

7.    Finalmente, debes regular los recorridos de carrera del motor. Es un paso muy importante. Luego coloca los flejes.

Para regular los recorridos del motor puedes presionar el pulsador de bajada y esperar a que se pare. Cuando finalice hay que unir la persiana al motor con los flejes, pegando el extremo en la ranura del eje tubular. Para el final de subida de la persiana, por defecto se programará hasta una distancia que no será suficiente. Cuando se pare, vamos al motor de carrera y con un destornillador, accionamos hasta lograr la posición deseada para alcanzar el final del trayecto del motor.

Los ejes vienen en dos tipos dependiendo de  su diámetro: de 40 mm y de 60 mm. Son, generalmente, ejes octogonales hechos generalmente de acero galvanizado y llevan agujeros y ranuras para sujetar las lamas de las persianas con los flejes.

En Aluvirefor te ayudamos a encontrar las soluciones más adecuadas para las necesidades de tu vivienda y oficina. Nuestros trabajos están garantizados.

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *