Los cinco mejores consejos para decorar tu oficina

Te damos algunas ideas para crear una oficina armónica y elegante que te permita desarrollar de manera óptima tus actividades profesionales

consejos-para-decorar-una-oficina1

Si aspiras a un mayor rendimiento en tu trabajo debes acondicionar los espacios de tu oficina, para que puedas desempeñar el trabajo en forma relajada, grata, cómoda y segura.

Las oficinas modernas abogan más por crear espacios del tipo “centro de actividades” interrelacionadas y poli funcionales. La tendencia es fomentar la comunicación con espacios abiertos que hagan más sencillo el encuentro entre los trabajadores. Se prefiere la horizontalidad y, es por eso, que ya no se usan tanto las oficinas privadas. Las salas de reuniones espaciosas son cada vez más necesarias.

Los espacios abiertos ganan terreno, pero siempre se necesitará cierta privacidad para desarrollar tareas que requieran de mayor concentración, o para hacer reuniones sobre asuntos confidenciales. En este sentido, la sugerencia es crear un espacio que se pueda aislar del resto. Puedes usar desde una mampara hasta la clásica oficina con una puerta que nos permite crear un lugar discreto, silencioso y reservado.

A continuación te damos algunos consejos que te serán de gran ayuda para esos propósitos:

  1. Invierte en muebles ergonómicos

Son muchas horas en posiciones similares. Es importante adquirir equipos y mobiliario cómodo y que no ponga en riesgo tu salud. Investiga bien las opciones que te ofrece el mercado. Es muy posible           que consigas muebles muy atractivos, pero incomodos, y a la larga perderás el dinero, porque cualquier trabajador preferirá una silla menos bonita, pero que le permita colocar su columna vertebral en una posición correcta. Evita los clásicos problemas de salud relacionados a posturas inadecuadas como dolores de espalda, cuello y cefaleas.

  • Adquiere los muebles indispensables para tener una oficina operativa. La idea es crear un espacio diáfano, relajado y agradable. Huye de lo complicado, abarrotado y desordenado.

2.    Pintura en la pared

 

Pinta las paredes de tu oficina en colores que alejen el estrés. Los tonos que más relajan son los claros como blanco, beis, gris claro, azul claro y verde claro. Evita colores estridentes aunque se puede combinar una sola pared con un color potente para dar dinamismo al espacio.

3.    Mucha luz. Cuida la iluminación

Es muy importante instalar la luz adecuada para que la vista no se vea afectada. Instala unos buenos focos de preferencia amarillos, pues se parecen más a la luz natural y, según algunos estudios, combaten la tristeza de los días nublados.

4.    Detalles familiares

Si pasas un montón de horas en tu oficina, coloca detalles que la personalicen como una planta, fotos de tus seres queridos, un cuadro bonito, objetos decorativos en cantidad y tamaño razonable, etc. Recuerda que la oficina es tu segundo hogar; ponle un toque de calidez.

5.    Minimalismo

Atrás quedaron los pesados muebles oscuros, los archivadores de metal gris y las alfombras tupidas. Lo que se lleva para armonizar los lugares de trabajo es el minimalismo. Espacios más amplios, con lo imprescindible para hacer una oficina activa y funcional. Tonos claros, muebles cómodos y sencillos, nada de paredes recargadas y buenos equipos tecnológicos que mejoren el clima laboral.

Para oficinas pequeñas

Un espacio pequeño no necesariamente tiene que ser incómodo. Puedes aprovechar al máximo un lugar reducido para hacerlo acogedor y placentero.

  • El mobiliario debe ser práctico, preferiblemente hecho a medida para que aproveche muy bien cada centímetro.
  • Si tienes una ventana, úsala como entrada de luz natural.
  • Es recomendable que los muebles tengan tonos claros e incluso metalizados.
  • Distribuye en ese espacio solo los muebles y equipos imprescindibles.
  • Mantén el orden.
  • Consulta con un diseñador o un arquitecto si la tarea se hace muy cuesta arriba.
  • Compra o manda a hacer un escritorio cómodo y que responda a todas tus necesidades. Es una parte esencial de la oficina. Puedes poner un archivador debajo para aprovechar el espacio.
  • En algunas paredes puedes colocar estanterías para colocar objetos varios que necesites tener a la vista.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *